Compartir

La Construcción Industrializada es aliada de las Franquicias

Las Franquicias y la Construcción Industrializada

En nuestro país, las franquicias  están en auge y  representan, cada vez más,  por dónde está creciendo muchos sectores en Argentina, como el de la restauración y dónde se da la creación de puestos de trabajo en los mismos.  A nivel personal es algo de lo que debemos ocuparnos y conocer, porque las franquicias  ya forman una parte fundamental de nuestro entorno, en los espacios de ocio, en nuestro consumo fuera de casa, etc.

Hoy hablaremos de las soluciones que ofrece la construcción industrializada en los diversos sectores que abarcan las franquicias.


Tal vez DOS DE LAS DIFERENCIAS   más destacables entre un negocio franquiciado y otro convencional son las siguientes:


IMAGEN: Una franquicia se caracteriza por su imagen corporativa. Imagen compuesta por unas instalaciones, equipamiento específico, colores y formas corporativas que han de hacer identificable, de una simple mirada, al negocio y a su marca de pertenencia. El producto, el servicio y la  imagen forman un todo que es la esencia de la franquicia.


TIEMPO: Cuando hablamos de franquicias el tiempo es una variable fundamental. Tiempo importantísimo  para obtener la presencia de mercado deseada, para el  inicio de ventas y facturación, para adelantarse a la competencia, etc. Cualquier “director de desarrollo” de una marca franquiciada sabe de lo que hablo. Podemos tardar en hacer el estudio de mercado, en definir la estrategia, pero cuando se ha tomado la decisión queremos verla plasmada ya.


Estas dos singularidades en un negocio franquiciado hacen que, a la hora de plantearse cómo se va a construir, normalmente se decanten por un sistema de construcción industrializada.


La integración constructiva de la Franquicia con el entorno

Muchas franquicias de diversos sectores necesitan, por estrategia de desarrollo, ubicar nuevas localizaciones en edificios exentos. Situados en puntos de alto flujo de paso (vehículos o peatones) suelen ser pequeñas piezas arquitectónicas que incorporan todos los elementos característicos de la marca (normalmente basados en un libro de marca). Estas localizaciones permiten una alta visibilidad de la marca y de la construcción funcionando como reclamo para los interesados en los servicios que allí se ofrezcan. Alejadas de los centros urbanos, estas localizaciones suelen ubicarse cerca de urbanizaciones, centros comerciales, zonas de ocio, etc. Cada marca suele contar con una línea de diseño para las nuevas piezas a construir de forma exenta. Estas pautas incluyen la superficie, composición, materiales, etc. Son sistemas que las marcas han perfeccionado para la optimización del espacio. Aunque también puede ocurrir que necesiten asesoramiento sobre variaciones de diseño o acabados para los edificios a construir. En el sector de la restauración y de la movilidad muchas compañías operan con estas líneas de piezas arquitectónicas exentas.


Son múltiples las características de la construcción industrializada que satisfacen especialmente las necesidades de la industria de la franquicia. A las ya señaladas de imagen y tiempo podemos añadir cuatro más:


Ventajas frente a las necesidades constructivas de las franquicias

Control de costes presupuestarios

Conocer con exactitud sus costes para poder ofrecer un producto competitivo en precio y este será, normalmente, el mismo precio de venta en todos sus establecimientos. Una parte fundamental de la estructura de costes es el inmovilizado  representado por el negocio y sus instalaciones. Necesitamos pues un sistema constructivo eficiente en costes y sin desviaciones sobre el presupuesto inicial de ejecución.


Menor tiempo de ejecución de los proyectos

Agilidad para poder hacer cualquier apertura o, con el tiempo, modificación de instalaciones. Una fecha de apertura en un centro comercial no puede ponerse en duda porque el método constructivo elegido se vea influenciado por condiciones climatológicas u otras circunstancias habituales que condicionan sistemas constructivos tradicionales. La construcción industrializada, y más aún la modular, garantiza la fabricación bajo cubierta y en seco de las instalaciones que, en su momento, se montarán o ensamblarán en el lugar definitivo para estar en uso en la fecha solicitada.


Producción 100% controlada desde fábrica

La ejecución completa de la pieza se puede realizar en fábrica lo que garantiza un control mayor bajo condiciones más seguras. Además, la replicabilidad con total exactitud de cualquier construcción industrializada garantiza al franquiciador que su nuevo negocio va a cumplir con las indicaciones del “manual de marca” que tenga desarrollado. Todos sus establecimientos van a ser reconocibles porque todos van a ser iguales en lo esencial e incluso idénticos si así se solicita.


Ejecución de obra con poco impacto ambiental

Las grandes marcas, las grandes empresas tienen una preocupación singular sobre los aspectos medioambientales. Mediante la construcción industrializada de sus instalaciones y edificios garantizan un método constructivo especialmente respetuoso con el medioambiente. La escasa generación de residuos, el tratamiento de materiales evitando acopios en obra, el mínimo mantenimiento y la reciclabilidad del 95% de los materiales utilizados o la eficiencia en consumo energético en el proceso constructivo son cualidades que favorecen nuestro entorno y cuidan el medio ambiente de todos.


El ahorro de tiempo es uno de los factores clave para cumplir con la estricta planificación que requiere la construcción de una pieza franquiciada. Según el grado de complejidad del diseño se puede reducir el tiempo de montaje in situ trasladando la mayoría de la construcción al espacio controlado de la fábrica. El resultado son piezas que pueden variar en composición: desde sencillos módulos adaptados a diversas piezas unidas creando volúmenes característicos del diseño de marca. Dos de los ámbitos en los que la elección de la arquitectura industrializada es más común es el de la movilidad y el de la restauración. Ambos necesitan asegurar la velocidad y el control de los costes a la hora de evaluar nuevas implantaciones en cualquier lugar geográfico. Algunos ejemplos de este tipo de implantaciones son las piezas de: Gas Express, OK Rent a Car o Burger King.

Franquicia de las gasolineras: gas express   Franquicia de la venta de coches: ok cars  restaurante-franquiciado


Sin duda la arquitectura industrializada se adapta a las exigencias de las construcciones para piezas de franquicias de cualquier sector contribuyendo a un desarrollo rápido de las marcas que optan por esta tipología.



https://abcmodular.com/aplicaciones/franquicias